martes, 12 de septiembre de 2017


El triunfo invisible de los ideales humanistas. Es muy divertido escuchar a los derechistas actuales, en sus arremetidas contra el Islam, decir que “cuando los musulmanes se apoderen de Europa, prohibirán a las mujeres llevar minifalda”. ¡Como si el derecho a llevar minifalda lo hubieran traído ellos! ¡Como si no nos acordáramos de que todavía hace un siglo estos derechistas europeos no permitían a las mujeres enseñar ni el tobillo! Este tipo de reaccionarios que defienden sin saberlo ideales abiertos no son nada infrecuentes: quizá un derechista no sea más que un tipo al que le faltan cincuenta años para hacerse humanista…